• Por Mauro Quintero

Chieng’s Bistro la fusión chino cachanilla saludable


Por Mauro Quintero

Este viernes 12 de febrero es la fecha oficial de la entrada del año 4719 en el calendario lunar chino, que de acuerdo a su horóscopo corresponde al Buey o Búfalo, de oro o metal. Esta fecha marca además la apertura de las puertas de Chieng’s Bistro, una opción para el paladar cachanilla que busca consentir los sentidos con sabores asiáticos.


Bajo la batuta de los chefs Cristina y Daniel Chieng, la propuesta rompe el esquema de la tradicional comida china de Mexicali, el concepto se basa en repostería y pastelería propia, y un menú con no más de una docena de opciones, así como té para beber en varias combinaciones. (¡No! no hay comida corrida, ¡No! no hay caguama de cerveza, ¡No! no hay “sodas”, ya que precisamente la apuesta es la versión saludable de la comida china).

“Es una fusión entre los platillos de la comida china y la mexicana” comentó Esteban León promotor de la cultura china en Mexicali quien aseguró que la frescura de los alimentos será la consigna del bistro, pues diario de las 8 a 9 de la mañana saldrán del horno los pastelillos y panadería china con la condición de que se consuma todo el producto diario.


El restaurante rompe otro paradigma de la oferta actual, ¡la cocina está a la vista!, así es, uno puede ver como se preparan los alimentos justo a la entrada del bistro, donde un panel de vidrio separa la cocina que muestra un pulcro manejo de los alimentos.


Mesas y sillas de madera barnizada le dan un toque hogareño al lugar que cuenta con una bien elegida iluminación y muros con tapices de escenas de cocina tradicional china, sin dejar de llamar la atención una pared con vitrinas empotradas donde se encuentra la panadería y pastelería provocando el antojo de probar cada una de las opciones hechas a base de arroz o trigo con panecillos dulces y semi-salados.

Pero volviendo a la mesa, olvídate de encontrar la salsa de soya, la botella amarilla y roja de la mostaza china y de la salsa cátsup, la salsa “sriracha” ¡no existen! en este mundo alterno sólo encontrarás dos salsas de la casa: una picante y una dulce, y un servilletero con un código QR para consultar el menú (excelente ahora en tiempos de Covid-19, pero no te preocupes, para viejitos como yo que no contamos con un lector QR en nuestro dispositivo móvil hay la tradicional carta impresa).


El menú se compone de un Omelete Chieng’s el cual es la tradicional tortilla de huevo pero rellena de jamón de pavo, fideo de arroz, chop suey, zanahoria y calabacines. ¡Una delicia! El sabor asiático en un desayuno, -servido a todas horas-.


Está el sándwich Hong Kong, con pan de la casa, puré de papa, lechuga, queso, verduras chinas, y a elegir jamón de pavo o pechuga de pollo.

También se proponen los Rollos bistro hechos de pasta de arroz rellenos de carne y marisco. Así como los Dim Sum que son los conocidos baos –panecillos de arroz rellenos- que degustaba Kung Fu Panda.


También están las sopas con tres tipos de fideos a elegir –por su grosor y consistencia-, y ya sea de carne de res, mariscos o la tradicional sopa Wonton, así como pasta seca Lao mian con arrachera, camarón, cebollín y verduras.


El arroz frito es lo único que no puede faltar y que conocemos de la comida china, aquí también existe, pero se hace con ‘arroz de jazmín’ una variante asiática del grano de entre las 15 variedades ‘top’ de China, aunque a decir de Esteban León este tipo de arroz surgió en Tailandia, sin embargo, lo interesante es que es un cereal distinto al que se utiliza en los restaurantes de la ciudad, lo que aunado a que se cocina con jamón de pavo, grano de elote amarillo, chícharo, zanahoria, y cebollín le brinda el sabor distinto al paladar.


Este arroz lo sirven con un corte de arrachera al lado en su versión Don Ji; o mezclado con carne de res y camarón en su presentación Bistro; o con camarón y chorizo chino en su preparación Especial.

Uno de los platillos fusión es el Taco Chieng’s el cual es de arrachera picada con verduras chinas sobre una tortilla de harina de arroz con harina de té verde, el sabor es único, nuevamente se conjuga el sabor de la carne -que nos apasiona a los mexicanos norteños- con el toque asiático, no requieres de limón, aguacate o alguna salsa, las papilas gustativas se sienten satisfechas al probar este extraordinario platillo.


Hay también un Tamal chino hecho con arroz, carnitas rojas, chorizo chino, y frijol verde envuelto en hoja de bambú, ¡Que tal!


Para beber como ya se dijo, no hay cerveza, no hay refrescos embotellados o enlatados, el té verde de casa con frutas de temporada –lichi, limón, kiwi, naranja, piña fresa o sandia-, es la opción ya sea caliente o frío.

¿Cuánto me cuesta comer aquí? Con 210 pesos puedes tener un platillo fuerte y una bebida, con porciones suficientes para satisfacer al comensal promedio. Cabe mencionar que si deseas comer algo de la comida tradicional que no esté en la carta, el equipo de Chieng’s Bistro está dispuesto a complacerte.


El restaurante tendrá horario de 8 de la mañana a 8 de la noche, está ubicado en Calle Altamirano 104, cuenta con protocolo de mesa segura, para reservaciones se tiene el teléfono 686 570 2824, y su página Chieng’s Bistro en Facebook.


*Del viernes 12 al domingo 14 de febrero de 2021, como parte de la celebración del año nuevo chino habrá -en horario sorpresa- muestras de danza del León chino, Dios de la fortuna, y Rey mono Sunwukong.

339 vistas

Espectáculos

Arte

Suscríbete a nuestro boletín

¡Gracias por tu mensaje!

Cultura

Turismo

Comunidad

Gastronomía