top of page
  • Foto del escritorPor Edmundo Matus*

¡Corre! ¡está recién horneado!


Esponjocito, suave, ya sea dulce o salado, el pan ha sido parte de la dieta del mexicano incluso desde antes de que naciera “Chabelo” (Bueno, tal vez no tan antes) y es que este alimento no ve de edades, clase social o condición económica.


Los hay para todos gustos, conchas, donas, puerquitos (De pan o de galleta), picones, moños, huesitos, elotes, empanadas, niño envuelto, cubiletes, garibaldis, polvorones y la lista puede seguir ¡Ah! y que decir de los panes de fiesta. ¿Se te antojó? pues siéntate a la mesa y exploremos juntos el fascinante mundo de la panadería mexicana tradicional.

¡Buen Provecho!


¡El Paaaaaaaaaan!...

El pan en México forma parte de una gran cultura y tradición. Por ello, es muy probable que sea el país con mayor variedad de panes, debido a que somos resultado de una fusión cultural indígena (náhuatl, tolteca, zapoteca, mixteca, otomí, tzetzal, mayas, tarahumaras, huicholes, etc.), y de culturas europeas, principalmente española y francesa. El panadero es una figura que da calidez al barrio, al pueblo, nace de él y regresa a él para ofrecer su experiencia, sus productos y servicios, siempre pendiente de los gustos y las tradiciones.


Llegar a tu panadería de confianza y que el panadero te salude o te hagan plática mientras te cobran, es de los momentos mas únicos que existen, ver esas piezas ser arropadas por aquella bolsa de plástico o verlas volar por los aires y aterrizar dentro de la bolsa de papel estraza que el cajero o cajera se acomoda abierta bajo el brazo es todo un arte de los tiempos de mi abuela.

Hoy en clases de historia gastronómica…

En México, la historia del pan está ligada a la conquista española, ya que ellos fueron los que trajeron el trigo y los procesos para transformarlo en alimento.


En 1524 se inició la producción y transformación del trigo criollo en pan. A fines del siglo XVIII, llegan a México los primeros maestros europeos de panadería y pastelería (franceses e italianos), que establecen los primeros negocios muy parecidos a los europeos, talleres donde el jefe de la familia era el maestro y sus hijos los aprendices.


Una muestra de esto fue cuando el maestro Manuel Mazza de origen italiano y quien al pasar de los años se convertiría en el suegro de Benito Juárez estableció en lo que hoy es Oaxaca una de las primeras panaderías de México.


Y todo eso, ¿Dónde quedó?

Actualmente, gracias al poder de las grandes marcas productoras de pan y a los súper mercados, las panaderías tradicionales han quedado ligeramente olvidadas, sin embargo, todavía puedes ver unas cuantas mientras caminas por tu barrio y es que al menos para mí comprar pan en panaderías tradicionales como el Pan Azteca o si puedes darte una escapada puedes ir a comprar pan a aquella famosa panadería que dice que tiene “el mejor pan de Tecate”, o porque no, probar los panes recién hechos de la famosísima panadería San Diego, o incluso ir a La Buena fibra si eres de esa personas que cuidan la figura y claro que los hípster no se podían quedar fuera del mercado del pan pues para ellos existe Bonobo Grab n’ Go y es que, opciones para comprar pan en Mexicali hay cientos.


El mercado del pan sigue creciendo y vendrán propuestas innovadoras, pero para algunos, entrar a una panadería tradicional y ver todos eso colores mientras escoges tu pan calientito de la vitrina, sentir ese ambiente hogareño y percibir ese olor a horno que tanto caracteriza a estos estos establecimientos llenos de historia es una de las mejores sensaciones de la vida.

Pero, en fin, podríamos seguir hablando del pan y su historia y aun así no acabaríamos hoy, de los que si estamos seguros es que siempre habrá quien prefiera comprar su pan en súper mercado y quien por tradición lo adquiera en una panadería, cualquiera que sea el caso, siempre podremos escuchar la famosa frase esa que dice ¡Corre!, está recién horneado.


*Licenciado en Gastronomía,

propietario de Amargo

un concepto innovador de repostería en la ciudad de Mexicali,

con venta en línea, catering (mesas de postres),

asesoría gastronómica, maridaje de postres y eventos especiales.

44 visualizaciones
bottom of page