• Por Edmundo Matus*

¡El chile más mexicano!


Septiembre es, como de costumbre, uno de los meses más esperados del año, se empieza a ir el calorcito de nuestro bello Mexicali, y se inaugura la temporada de comer sabroso que empezó el 15 de este mes y terminará por ahí de principios del año que entra, pero hablaremos de eso en otro artículo.


Y es que ya es tradición celebrar fiestas patrias con un buen pozolito, o quizá unas tostadas, quizá algún otro antojito mexicano o cuando estamos esplendidos podemos preparar o comprar el que el día de hoy es el invitado de honor de esta #Gastroteca, picosito pero dulzón, con tantas sorpresas dentro que ya de seguro se te está antojando.


Siéntate a la mesa y descubramos juntos un poquito de la historia que el chile en nogada tiene para contar.

¡Buen provecho!

¡Siempre pensé que era en “ahogada”!...

Uno de los platillos mas emblemáticos de esta temporada, el chile en nogada es un chile poblano relleno de carne molida con fruta de temporada como lo es el acitrón (hoy en día está prohibido), la pera, el durazno, entre otros, que se arropa con una salsa cremosa de nuez la cual recibe el nombre de “Nogada” y se decora con granada roja y opcionalmente un poco de perejil por encima, pero este platillo esconde no sólo un gran sabor sino una de las que, en mi opinión, es una de las historias más interesantes.

Una historia picosita…

Como diría el gran investigador gastronómico Edmundo Escamilla (+) “hablar del chile en nogada es hablar de la grandeza de la cocina de este país”. Después de que Agustín de Iturbide firma los tratados de Córdoba en 1821 y tras un viaje de varios días llega a la ciudad de Puebla el 28 de agosto del mismo año, curiosamente día de San Agustín, es aquí cuando el ayuntamiento de la ciudad le pide a monjas de diversos conventos, platillos, postres y bebidas tradicionales para celebrar la llegada de este ilustre personaje; pero dentro de todos estos conventos las monjas del convento de Santa Mónica se encontraban ideando un platillo especial para celebrar el día con todo los productos que había en temporada, frutas, verduras, semillas, etc. Es así como surge el chile en nogada y al enterarse de la tan importante visita de Agustín de Iturbide, pues deciden decorarlo de la ya conocida manera haciendo alusión a los colores de la bandera “Trigarante’” que había surgido el 24 de febrero de 1821.

Tradición para rato…

Como leímos arriba el chile en nogada es un platillo antiguo (Del periodo barroco mexicano para ser exactos) que ha estado presente a lo largo de los años y se ha vuelto una tradición de las fechas patrias y como siempre habrá quien lo coma por lo que representa históricamente y otros más que lo coman sólo por gusto o por seguir la tradición, porque como dice mi bisabuela “Las tradiciones no se cuestionan, se hacen”.


Si tu estabas con curiosidad sobre este hermoso platillo y ahora tienes antojo, corre a tu restaurante más cercano o ponte el mandil y atrévete a probar el que para nosotros es El chile más mexicano.


*Licenciado en Gastronomía,

propietario de Amargo

un concepto innovador de repostería en la ciudad de Mexicali,

con venta en línea, catering (mesas de postres),

asesoría gastronómica, maridaje de postres y eventos especiales.

22 visualizaciones