• Redacción

El Instituto de Ingeniería de la UABC pone a la venta el “Sanitizante Cimarrón”

Desde el inicio del confinamiento por la pandemia causada por el virus SARS-CoV-2, investigadores del Laboratorio de Corrosión y Materiales Avanzados del Instituto de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), comenzaron a fabricar un desinfectante de amplio espectro microbiológico y de calidad superior.


El director del Instituto de Ingeniería, doctor Mario Alberto Curiel Álvarez, expuso que por solicitud de la Rectoría elaboraron en una primera etapa alrededor de 20,000 litros de desinfectante para efectos de donación, principalmente a los estudiantes y académicos de la universidad del área de ciencias de la salud, así como al personal de la Secretaría de Salud, Seguridad Pública y de otras áreas gubernamentales para que lo aplicaran por microasperción en la ropa de trabajo, cubrebocas y superficies, con el objetivo de inactivar y eliminar todo tipo de gérmenes, buscando salvaguardar su salud.



Agregó que hoy en día, con el consentimiento de las autoridades universitarias, pueden poner a la venta sus productos desinfectantes en sus diferentes presentaciones a un precio accesible a toda la comunidad universitaria y público en general.


Por su parte, el doctor Benjamín Valdez Salas, investigador del Instituto de Ingeniería y responsable del proyecto “Sanitizante Cimarrón”, señaló que esta formulación tiene la capacidad de ser aplicada sin generar ningún daño a las superficies de los distintos materiales, destacando que tiene 99.999% de efectividad, además de que no irrita la piel y es amigable con el medio ambiente, por lo que puede usarse directamente en las manos y cualquier superficie.


“Nosotros no somos competencia de ninguno de los productos desinfectantes que ya están en el mercado, incluso a algunos de los fabricantes comerciales les hemos apoyado a realizarlos, pero nuestro desinfectante es una formulación totalmente distinta a las elaboradas en colaboración con la iniciativa privada”, manifestó el doctor Valdez Salas.


Además del desinfectante original, que es una formulación hecha a base de nanopartículas y extractos naturales que da al menos 72 horas de permanencia una vez aplicado en una superficie, se han desarrollado productos adicionales como: espuma desinfectante para manos, jabón líquido antibacterial para manos y limpiador de superficies multiusos.


La espuma desinfectante para manos, además de que es más práctica de poner, no deteriora la piel por la deshidratación que genera el alcohol de alrededor del 70% que contiene el gel y económicamente es más viable porque con poca cantidad se protege bien las manos.


“El problema del gel es que contiene entre sus ingredientes un formador de películas, que es un polímero y en ocasiones crea una cápsula que no genera un efecto fuerte en cuanto a la desinfección”, explicó el doctor Valdez Salas.


El jabón líquido antibacterial está formulado específicamente para remover la suciedad que pueda haberse acumulado en las manos e inclusiva otras partes del cuerpo al mismo tiempo que imparte un efecto desinfectante en los primeros 30 segundos de contacto.



El limpiador multiusos tiene alta remoción de suciedad y está cargado con desinfectantes; su formulación permite que los ingredientes de detergencia no interactúen neutralizando los efectos de la desinfección y también ofrece una protección de efecto prolongado en superficies inertes superiores a un día de duración.


Los productos desinfectantes se pueden utilizar ampliamente por cualquier persona en actividades rutinarias ante la nueva normalidad, siguiendo siempre las recomendaciones de uso señaladas en cada uno de ellos.


Todo está desarrollado en el Instituto de Ingeniería y gracias a la vinculación que mantiene con diversas empresas de la localidad, les surten de materia prima. Los productos están registrados ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris); las materias primas que surten los proveedores tienen la validación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés); tienen los permisos de aviso de operación del producto, y la solicitud de patente de esta formulación ya ha sido registrada oportunamente ante las instancias correspondientes.


Lo recaudado en las ventas se utilizarán para el fondeo de la investigación realizada en el propio Instituto de Ingeniería. “Tenemos equipamiento y pólizas que pagar, entre otros proyectos emergentes ante la COVID-19, entonces el rector, doctor Daniel Octavio Valdez Delgadillo, consciente de la necesidad del grupo de trabajo en mantener la infraestructura y garantizar la actualización constante de estos laboratorios núcleo, ha apoyado este tipo de propuestas que nos permiten recurso propio”, puntualizó el doctor Valdez Salas.


Se cuentan con diferentes presentaciones de los productos “Sanitizante Cimarrón” y pueden adquirirse directamente en el Instituto de Ingeniería de la UABC de lunes a viernes en horario de 9 a 14 horas. Para obtener mayor información de los productos, precios y promociones, se puede consultar la página oficial de Facebook: Sanitizante Cimarrón – UABC. Se tiene la expectativa de vender los productos en otros municipios del estado próximamente.



3 vistas

Espectáculos

Arte