• Por Adla Vivó

Delivery con Valeria Lemus y Salvador Carmona


El traducir el trabajo al mundo virtual implica un reto y una complejidad singular, que no es suficiente con encender una webcam y transportar el teatro, aquel que fue escrito para la escena y para los escenarios; sino que hay que reinventar el lenguaje, adaptar, o empezar de cero, crear para esto que es nuevo, y aún misterioso, pero emocionante.


Producciones que se transmitirán en vivo y en directo, combinando plataformas, interactividad con el público, géneros y formatos. Tal es el caso de Delivery, trabajo realizado por Valeria Lemus y Salvador Carmona quienes desde el pasado jueves 30 de julio presentan a sus seguidores esta labor de entretenimiento.


“Arrancamos el jueves pasado por medio de plataformas digitales; una obra escrita y dirigida por Israel Sosa; actuada por Valeria Lemus y un Salvador Carmona; estrenamos con este nuevo formato de hacer teatro Online, nos estamos adaptando como creadores”, puntualiza.


Algunas funciones se llevarán a cabo desde un teatro y se transmitirán vía digital, y otras sucederán en absoluta sana distancia, desde los propios hogares de los elencos. Así nace un nuevo eje en la producción: #IrrealidadVirtual.


“Nos estamos adaptando a esto, es muy válido llegar a la gente por este medio”, comparte el actor.


“Mi personaje es un repartidor de todas estas aplicaciones de entrega de alimentos; me encuentro con Martina a quien el personaje le lleva leche de coco e inician una relación por medio de una puerta; hablan de todo esto que nos deja la sana distancia y mantenernos alejados por la pandemia que nos ataca. Ellos empiezan a platicar, se van conociendo. Justo de eso trata la obra de esta nueva modalidad y el miedo que en ocasiones tiene la gente de salir”, menciona.


Delivery es la historia de dos personas desesperadas por no estar solas. Lo único que comparten es una puerta. Delivery tendrá funciones el próximo 06, 13 y 20 de agosto en punto de las 6:30 de la tarde a través de Boletópolis.

6 visualizaciones