• Por Hugo Méndez Fierros*

65 Aniversario de la UABC. Del escudo al Instagram.


La UABC cumplirá 65 años en unos cuantos días. En 1957 fue soñada, impulsada y creada como la universidad de los bajacalifornianos. Su historia como la de muchas universidades públicas estatales de México, compendia largos periodos de orden institucional y momentos coyunturales de conflicto. Rupturas y continuidades. Actualmente cuenta con una población de más de 68,000 estudiantes que cursan alguna de las 140 carreras de licenciatura o de los 72 posgrados, reconocidos por su buena calidad. Con una planta de 6,000 académicos, 700 de ellos en el Sistema Nacional de Investigadores. La UABC se ha consolidado como la principal universidad del noroeste por su fuerza científica y de investigación.

Los símbolos de la UABC conectan con la emoción social de miles de integrantes de su comunidad de estudiantes, profesores, egresados y en términos generales, con amplios sectores de la sociedad bajacaliforniana. Existen representaciones ligadas al escudo, a la mascota y al canto. Cimarrón mi corazón, es una frase sobre la cual se han construido múltiples significados sociales de orgullo y pertenencia.

Las universidades como entes que emergieron en el contexto cultural del Medioevo, abrevaron de las formas ritualísticas y de representación visual de la Iglesia. La simbología universitaria es la expresión de la emocionalidad de una comunidad en un tiempo y un espacio determinado. De la Edad Media al siglo XXI, del escudo al Instragram, las universidades de los distintos continentes han dibujado trayectorias de constelaciones simbólicas que las colocan como una de las instituciones con profundo arraigo social e incuestionable centralidad en el contexto mundial actual.

La actividad simbólica es consustancial a la vida social. Mujeres y hombres dedicamos mucho tiempo de nuestra vida cotidiana a la expresión de formas simbólicas y a la interpretación de expresiones; sobre todo actualmente, que medios de comunicación y redes sociodigitales ocupan un lugar central en la construcción de nuestros imaginarios y en la reproducción social.

Piñera y Méndez (2019) publicaron en su libro Simbología universitaria, el caso de la UABC. Patrimonio, representaciones e identidad: “a fines del periodo rectoral del Dr. Silva Cota se lanzó la convocatoria para elegir el escudo oficial de la universidad[…]se sometieron a concurso 131 proyectos, de pintores y dibujantes de Baja California, del Distrito Federal y de los estados de Jalisco, Sinaloa, Guerrero, Chiapas, Durango y Zacatecas. El 10 de marzo de 1967 el jurado emitió su dictamen seleccionando el escudo que presentó José Reyes Meza”.

El escudo fue diseñado con claras referencias cardinales sobre el entorno natural de la península. Predominan elementos geo-simbólicos, flora, fauna, astros, océanos y distintos rasgos del territorio regional. Además, del lema universitario y del nombre de la propia institución.

Folleto institucional publicado en 2017. UABC

En ocasión del 60 aniversario de la UABC y de los 50 años de creación del emblema, el Consejo Universitario aprobó en la sesión del 23 de mayo del 2017, la actualización gráfica del escudo de la UABC, con el fin de adaptarlo a la cultura visual de la sociedad contemporánea.

Las universidades utilizan la imagen como vehículo primordial en redes sociodigitales como Instagram, para proyectar sus logros y fortalezas, con el fin de distinguirse de otras instituciones de educación superior, apelando a posturas corporales básicas y fijando rituales institucionales que evocan situaciones que ponen “la piel chinita” e impactan positivamente en la identidad y sentido de pertenencia.

*[No. 66/2022]. El autor de esta publicación es profesor-investigador

en la Facultad de Ciencias Humanas de la UABC.

36 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo