• Por Emi Lepe

“Los Nuevos Colores del Valle de Mexicali”, un homenaje a las manos que cosechan flores

El pasado miércoles 21 se inauguró la exposición individual de Orfalinda Hinojosa Elizalde “Los nuevos colores del Valle de Mexicali” quien es integrante del grupo fotográfico Desierto Norte y se enfoca principalmente en la fotografía de paisaje agropecuario.


La exposición consta de 10 fotografías en formato rectangular impresas en lona, lo que permite admirar y deleitarnos de todos los detalles plasmados en ellas. La cédula fue tomada por el reconocido fotógrafo Alejandro Santos.


Platicando con Orfalinda nos comentó que esta exposición surgió del deseo de compartir que en años recientes algunos productores buscan reconvertir el Valle de Mexicali caracterizado por sus tres colores: el blanco del algodón, dorado por la producción de trigo y verde por los cultivos de alfalfa, a tierras más rentables con la palma datilera y la floricultura, como es el caso del productor Luis Campos quien le abrió las puertas en el Ejido Mérida para este proyecto y está produciendo flores de exportación hacia los Estados Unidos.



“Para tomar las fotografías me ayudó mucho las líneas de la malla sombra, me gustaron las perspectivas, las líneas de los surcos, el punto de fuga, fueron imágenes que cuando las vi me jalaron para poderlas fotografiar, la mayoría son mujeres por su habilidad con las manos cortadoras de botón de flor y los hombres trabajan en los tractores”, nos relataba mientras íbamos recorriendo juntas la exposición, entre saludos y felicitaciones de los asistentes.


Pero como todo tiene un principio, les contaré que el gusto de Orfalinda por la fotografía inició desde la preparatoria, ella es originaria de San Luis Río Colorado, Sonora y tenía el sueño de ser reportera, así que vino a Mexicali e ingresó a la Facultad de Ciencias Humanas a estudiar ciencias de la comunicación, después de un tiempo de egresar fue encargada de comunicación en la Secretaría del Campo y la Seguridad Alimentaria, por lo que surgió su interés en el ramo agropecuario ya que lo considera como “un pequeño homenaje para los productores por abrir la tierra y producir los alimentos”.


Desde hace cuatro años empezó a tomar cursos de actualización en fotografía y hasta el momento ha realizado tres exposiciones individuales, siendo la primera con el tema del algodón, llamada “El oro blanco”, la cual también fue presentada en la galería de Cosme de Collignón en 2019, además de exponer de forma colectiva en dos ocasiones con Desierto Norte. “Amo la fotografía, es una manera de que conozcan mi trabajo, veo la necesidad de que hayan estás opciones para la gente que las visita y por los fotógrafos”, menciona mientras nos sentamos un momento para continuar con la entrevista.



Entre sus proyectos de paisaje agropecuario se encuentran dos exposiciones de las que ya cuenta con el material, una sobre el dátil, la cual planea presentar en septiembre para que coincida con el periodo de cosecha y la segunda exposición estará centrada en el trigo.


No me podía despedir sin pedirle su comentario para quienes empiezan a interesarse en la fotografía, y su consejo fue que aunque no cuenten con cámara de lentes intercambiables, que usen su celular y tomen fotografías en su casa, su cuarto, baño, sala; “practiquen, vean cine, guíense por películas ganadoras del algún premio Oscar, del Globo de Oro, pónganse una meta, un tema por día, puede ser de líneas, curvas, texturas, la fotografía es practicar, educar el ojo, salir a ver las cosas a través de la cámara”.


Anoté todos sus consejos para empezar a practicar y nos despedimos, acordando que seré acompañante en su próxima visita al hermoso Valle de Mexicali para compartirles algunos pormenores y si todavía no has tenido la oportunidad de visitar la exposición, te recuerdo que tienes tiempo, pues estará montada hasta el 30 de mayo en la conocida Cervecería Icóno de Mexicali, siguiendo todos los protocolos de salud.

43 vistas

Espectáculos

Arte

Suscríbete a nuestro boletín

¡Gracias por tu mensaje!

Cultura

Turismo

Comunidad

Gastronomía