• Por Edmundo Matus*

Gastroteca: Primavera… ¿Al plato?



Hace unos días llegó marzo (loco como de costumbre) el mes donde los farmacéuticos duplican sus ganancias gracias a la Loratadina (Por aquello de las alergias) y con él la estación más floral del año, la primavera, llena de colores vibrantes por las flores que inundan las calles, bosques, jardines, y más.


Las flores son todo un mundo que brinda infinitas posibilidades y aunque siempre las vemos como algo ornamental o un excelente regalo, algunas, por sus propiedades han incursionado en el mundo gastronómico y ante el inminente paso de la globalización cultural, nos vemos en la necesidad de difundir el “lado B” de las flores, toda la calidez que atrapa un ramito de flor de calabaza, el vibrante color y hermosa textura de la flor de colorín o de esas pequeñas florecillas de frijol, adelante, siéntate a la mesa de las flores mientras te explico un poco sobre ellas.

¡Buen Provecho!

...comer flores puede parecer un boom de moda entre los “Hípsters” pero el consumo de flores o “Florifagia”(Del latín “Floris” que significa flor y “Faguein” que significa comer), ha sido una actividad usual para culturas como la china, la romana o la hindú, e incluso en México...

O sea que la flores… ¿Se comen?

Actualmente muchos restaurantes recurren a las flores como ingrediente a la hora de preparar sus platillos o las utilizan simplemente como un elemento ornamental, comer flores puede parecer un boom de moda entre los “Hípsters” pero el consumo de flores o “Florifagia”(Del latín “Floris” que significa flor y “Faguein” que significa comer), ha sido una actividad usual para culturas como la china, la romana o la hindú, e incluso en México muchos platillos y postres tradicionales son elaborados con flores, tal es el caso de la “sopa de flor de calabaza” o el “Helado de pétalo de rosa”.


La Florifagia en México es una práctica que proviene de las culturas prehispánicas, desde entonces, el consumo de flores como parte de la dieta cotidiana era visto como algo común, se consumían flores endémicas como la flor de izote, flor de biznaga, flor de chaya, entre otras, todas estas han permitido enriquecer la gastronomía con sabores, texturas y colores que han trascendido a lo largo de los años.

Para hablar del uso de flores en la cocina, podemos tomar como referente al gran maestro Yuri de Gortari Krauss (QEPD) quien en su gran labor por rescatar y difundir la grandeza de la gastronomía mexicana, diseñó un diplomado de especialización en el uso y consumo de flores, el cual esta disponible en la Escuela de Gastronomía Mexicana en Ciudad de México.

La Florifagia en México es una práctica que proviene de las culturas prehispánicas, desde entonces, el consumo de flores como parte de la dieta cotidiana era visto como algo común, se consumían flores endémicas como la flor de izote, flor de biznaga, flor de chaya, entre otras...

¿Flores en la comida?, Pero... en el desierto no florece nada…

Por increíble que parezca, el uso de flores en nuestro Mexicali es más común de lo que parece, podemos recordar por ejemplo aquellos exquisitos tacos de flor de jamaica que el chef “Beto” González” servía como entrada en su restaurante “Cuatro taller de cocina”, los cuales cabe destacar, le fascinaba preparar personalmente pues lo vimos ejecutar este platillo en repetidas ocasiones.


Podemos hablar también de la chef Armandina Solórzano, entusiasta de la cheve artesanal (O eso nos han contado), quien es propietaria de un pequeño restaurante que lleva por nombre “ÍGNEA”, cocina regional, en donde las flores juegan un papel tan importante, que en Octubre de 2019 la chef decidió realizar un evento que llamó “La noche de las flores” en el cual estas eran las protagonistas de un pequeño menú de dos tiempos (Un plato fuerte y un postre), los cuales le bastaron para resaltar la grandeza floral del Valle de Mexicali.

En fin, las flores además de bonitas, también son deliciosas cuando se les utiliza de la manera adecuada ya sea de forma ornamental o como parte de la preparación de un platillo, no puedes perder la oportunidad de probar flores por lo menos una vez en la vida, solo ojo que no todas son comestibles, pero eso ya te toca investigarlo a ti, así que prepárate que ya viene la primavera… ¿Al Plato?


*Licenciado en Gastronomía,

propietario de Amargo

un concepto innovador de repostería en la ciudad de Mexicali,

con venta en línea, catering (mesas de postres),

asesoría gastronómica, maridaje de postres y eventos especiales.

71 vistas

Espectáculos

Arte

Suscríbete a nuestro boletín

¡Gracias por tu mensaje!

Cultura

Turismo

Comunidad

Gastronomía